Argentina

Un nuevo sondeo de opinión lo muestra en un sorpresivo empate con Barack Obama en las preferencias para la elección presidencial del próximo año.

Aún se espera que Jon Huntsman , otro republicano también mormón, entre a la carrera electoral. Pero ¿será la religión mormona un problema para estos candidatos?

Estados Unidos es una nación que se enorgullece de tener pocas barreras para acceder al cargo más alto de la nación. Sin embargo, el protagonismo de los dos mormones en la carrera republicana hacia la Casa Blanca ha levantado interrogantes sobre la actitud de los estadounidenses hacia esta religión.

El mormonismo en realidad se corresponde con la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días , para usar su verdadero nombre. Fue fundada en 1830 en Nueva York por Joseph Smith y hoy cuenta con cerca de 6 millones de miembros en EE.UU.

EEUU Y LOS MORMONES
Pero a pesar de esta cifra de fieles, el que sean realmente aceptados en EEUU es otra cuestión. Nuevos estudios publicados por el centro de investigación Pew Research Center sugieren que todavía hay un largo camino por recorrer en este sentido.

A pesar de que el 68% de los estadounidenses encuestados aseguraron que su apoyo a un candidato no se vería afectado si se tratara de un mormón, una cuarta parte (25%) dijo que el ser mormón sí haría menos probable que votara por ellos.

Esta cifra de reticentes a votar a un mormón se elevó del 25% al 34% entre los evangélicos blancos, que constituyen una gran parte de la base republicana. «Esto tiene su peso entre quienes van a desempeñar un papel en este proceso de primarias republicanas», dice Carroll Doherty, del Pew.

Comparando con otra encuesta de Pew en 2007, las cifras fueron similares. En aquella ocasión se incluyó también una comparación con otras creencias; mostrándose que las posturas contrarias hacia los mormones eran mucho más fuertes que ante el catolicismo, pero mejores que hacia los musulmanes o los ateos.

Los encuestados asocian principalmente la fe mormona con la poligamia, practicada por algunos fundamentalistas mormones a pesar de estar prohibida en su iglesia desde 1890.

Pero Doherty cree que la religión de Romney no va a ser su problema más grande, sino algunas de sus sus políticas que pesarán en el voto «más que su religión», dice. La mayoría de los republicanos detestan el plan del presidente Obama para una reforma sanitaria que llevaría a que casi todos los estadounidenses tengan un seguro médico, dice el periodista de la BBC Mark Mardell. Cuando Romney fue gobernador de Massachusetts, introdujo un esquema similar para el estado.

«Romney nunca ha hecho un llamado a los cristianos evangélicos porque tiene ciertas preocupaciones acerca de su posición sobre el aborto y también a causa de su religión. «Pero atrae a los conservadores fiscales y esta elección se peleará en el área de la materia fiscal y económica. La oposición más fuerte a los mormones se encuentra entre los liberales y los que simplemente no quieren Romney como candidato».

Los cristianos evangélicos rechazan el Libro de Mormón (el texto sagrado de la fe mormona) y no consideran a los mormones como verdaderos cristianos. En ocasiones, estas tensiones se ponen al descubierto.

EL CATÓLICO KENNEDY
En la década de 1960 hubo un debate similar sobre si EE.UU. estaba listo para un presidente católico. Y al haber elegido a John F. Kennedy (el primer y último Presidente católico de EEUU) quedó claro que si lo estaba, dice Steve Mitchell, de la empresa de encuestas electorales Mitchell Research.

Fuentes: BBC Mundo, Protestante Digital.

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..