Argentina

Después de mucho tiempo sin tocar en Buenos Aires, Kyosko finalmente lo hizo y presentó su más reciente placa «Invisibles» en El Teatro de Flores, el cual quedó colmado. Con una lista de destacados músicos y amigos como Abel Pintos, Ulises Eyherarbide, Andrés Giménez, el maestro Esteban Leyes, el artista plástico Pablo Larrañaga y el fantástico coro Córdoba Gospel Singers. La banda integrada por Fabián Liendo, Esteban Kubista, Hernán (Fula) Drisner, Lucas Leyes y Ezequiel Bisio brilló y lo hizo en forma. Además se sumó a la puesta, Sebastián Liendo en guitarras, hijo de la voz líder de Kyosko, siendo éste su debut musical e inicio de un legado que da lugar a las nuevas generaciones.


Varias horas antes del comienzo las filas de personas se veían en la puerta del mítico lugar de conciertos ubicado el barrio de Flores de Buenos Aires. Dentro del recinto, la prueba de sonido que configuraba una ola de sorpresas que el público disfrutaría más tarde. Luces, pantallas, videos, una puesta en escena cada vez más comprometida y elevada. Alrededor de cincuenta personas trabajando arduamente para la presentación se desplegaron de un lado al otro del salón.

Técnicos, listos. Luces, listas. Sonido, listo! Músicos de Kyosko, listos. Artistas invitados preparados. Comienza el show… público alucinando! Aplausos, silbidos, gritos de euforia. La espera se hacía larga para quienes ya se sumaron al ejército de Invisibles de Kyosko. El telón está bajo, las luces detrás de él se encienden. Suena un golpe de batería y la gente, literalmente, explotó de emoción y alegría.

Con un recorrido entre las nuevas canciones y las más conocidas de la banda, Kyosko lució de gala. El primer invitado en pisar el escenario fue Abel Pintos, reconocido folklorista, músico de raza que cuenta con una trayectoria internacional, quien interpretó “Riesgos de amor”. Luego Fabián Liendo presentó a su hijo, Sebastián, como guitarrista invitado para interpretar “Soy su voz”. Quien de un modo natural continúa en los pasos de su padre, y él se transforma así, en el principal hacedor del legado de Fabián. El público quería más rock y Kyosko junto a Andrés Giménez subieron el volumen con “Asilo de la noche”. Visto desde arriba, la gente saltando y pogueando parecían un mar de personas que iban y venían de un lado a otro.

Un poco de tranquilidad, bajando las energías pero con las emociones en alto. Es que llegó el acústico con el artista Pablo Larrañaga pintando en vivo un cuadro espectacular. Mientras Pablo desplegaba colores y formas, Kyosko cantó “Mas que huellas”, “El día de la luz”, “Sherina”, “Estaremos juntos”, “Señales” y “El río”. La obra quedó finalizada, y dio lugar a la entrada de dos invitados más. Quien le pone voz a Rescate, Ulises Eyherarbide. Un silencio y la ovación del público al ver a los dos líderes unidos en un abrazo e interpretando “Rayo de mar”, en una versión arrabalera en bandoneón de la mano del segundo invitado de esta tanda, Estaban Leyes, hermano de Lucas (bajos de Kyosko).

Las luces se apagaron y en el escenario comenzó a sonar “Depende de vos” para dar lugar a los últimos pero no menos importantes invitados, el coro Cordoba Gospel. Las luces se volvieron a apagar y siguió el coro en escena cantando “Invisibles” luego “Dentro del Olvido”, mientras Fabián apareció entre el público en un mar de abrazos, flashes y encontró otra vez al show en un nivel muy alto del que en ningún momento bajó.

Un concierto que marca otro hito en la historia musical de Kyosko. Un disco que muestra el amor hacia los demás al donar las regalías a ONGs e instituciones de bien público que trabajan en pro de aquellos que no tienen nada más que lo que el ejército de Invisibles les brinda.

Fuente: Noti-Prensa.com

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..

Comentarios:

You must be logged in to post a comment Login