Argentina

Seis personas murieron al estallar una bomba en el aeropuerto de Burgas

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, responsabilizó ayer a Irán del atentado contra un autobús que se produjo en la tarde de ayer en el aeropuerto de la ciudad búlgara de Burgas y en el que murieron seis personas de nacionalidad judía. Cinco de ellas perdieron la vida en en el momento de la explosión y una más falleció en el hospital donde fue ingresada en estado de coma. Otras tres víctimas se encuentran en estado crítico. Entre los ingresados hay, al menos, un niño de once años y dos mujeres embarazadas.


Según el Ministerio búlgaro del Interior, las víctimas del atentado forman parte de un grupo de 154 turistas, entre ellos ocho niños, que llegaron a Burgas procedente de Israel en vuelo de la compañía Air Vía. La agencia de noticias búlgara Novinite informó de que al menos cuarenta israelíes estaban dentro del autocar cuando se produjo la explosión que, según explicó el alcalde de Burgas, Dimitar Nikolov, fue provocada por una bomba colocada en el maletero del vehículo.

«Todas las señales llevan a Irán», declaró Netanyahu, quien recordó que el ataque coincide con el 18 aniversario del que se produjo contra la mutua judía AMIA en Buenos Aires, que causó 85 muertos y por el que la Justicia ha pedido la captura internacional del expresidente de Irán, Alí Akbar Hashemi Rafsanjani, además de la de otros siete antiguos funcionarios de Teherán. El primer ministro israelí recordó, además, que en los últimos meses hubo intentos de atentados contra naturales de su país en Tailandia, India, Georgia, Kenia y Chipre. A su juicio, existe una «campaña de terror iraní mundial» contra la que, aseguró, Israel reaccionará con dureza.

De acuerdo con informaciones de los medios locales, Israel enviará un equipo con médicos y enfermeros con provisiones médicas a Burgas. El Ministerio de Exteriores en Jerusalén convocó una sesión de crisis. La policía cerró al público la zona de la explosión. El aeropuerto también suspendió su funcionamiento y los vuelos fueron derivados a Varna. Al menos 30 ocupantes del autobús fueron trasladados a hospitales.

Medios israelíes informaron de que algunos turistas saltaron presas del pánico del autobús en llamas. Al parecer, las llamas del vehículo afectado alcanzaron a otros dos. Según medios búlgaros, el fuego pudo ser apagado rápidamente.

La comisaria de la UE encargada de Ayuda Humanitaria, la búlgara Kristalian Georgieva, fue la primera en reaccionar a la explosión. «Estoy conmocionada y entristecida». Numerosos países expresaron su condena. Irán todavía no lo hizo.

Fuente: lavozdegalicia.es

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..