Argentina

ALEMANIA, 15/05/2007 (Europa Press/ACPress.net))
La canciller alemana y presidenta de turno de la UE, ángela Merkel, descartó de manera casi definitiva que vaya a incluirse una referencia a Dios en el nuevo Tratado que sustituya a la Constitución Europea, tal y como reclamaban países como Polonia y como ella misma hubiera deseado.
 
Merkel se reunió con líderes religiosos de las tres religiones monoteístas -cristianismo, islam y judaísmo- junto con el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y el de la Eurocámara, Hans-Gert Poettering.

Merkel, como presidenta del Consejo reconoció tras el encuentro con los líderes religiosos que había pocas posibilidades de una mención a Dios en el nuevo Tratado que negocia la presidencia alemana para salir del actual bloqueo institucional.

Hay una referencia a la Iglesia en el Tratado constitucional que a juicio de Merkel es muy importante, pero no puede prometer nada más.

La canciller alemana aclaró acerca de la reunión con el nuevo presidente francés, Nicolás Sarkozy, que discutieron sobre cuestiones de actualidad, sobre el eje franco-alemán y sobre el nuevo Tratado.

Sobre la reunión con los líderes religiosos, Merkel destacó que había un acuerdo general entre todos los presentes en que la dignidad humana debe estar en el centro de la sociedad, y defendió la libertad de religión, y la necesidad de que las comunidades religiosas cooperen y dialoguen unas con otras.

Acerca del tratamiento que da la UE a la investigación con células madre embrionarias y las preocupaciones religiosas que ello suscita, la canciller alemana dijo que los Estados miembros tienen enfoques diferentes pero todos están de acuerdo en que el ser humano no debe ser tratado como un objeto y en que su naturaleza es inviolable.

DERECHOS DE LOS INMIGRANTES
Durante el encuentro con los líderes religiosos, se abordó también la cuestión de los inmigrantes que llegan a territorio de la UE. El presidente de la Comisión informó a los representantes de las religiones de su intención de presentar muy pronto una directiva sobre los derechos de los inmigrantes en la UE.

Por su parte, el presidente de la Eurocámara destacó también que el año pasado alrededor de 15.000 personas murieron en el Mediterráneo al tratar de llegar a España e Italia desde áfrica. Recalcó que para evitar esto en el futuro, es necesario que las instituciones de la UE trabajen juntas.

 
Fuente: E. Press. Redacción: ACPress.net

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..