Argentina

Para los millones de personas que han puesto a prueba sus declaraciones y han clamado sus promesas solo hay una respuesta: La Biblia es el libro de Dios y la voz de Dios

Las palabras se elaboraron en otro idioma. Los hechos sucedieron en una época distante. Los eventos se registraron en una tierra muy lejana. Los consejos se ofrecieron a un pueblo extranjero. La Biblia es un libro peculiar. Es sorprendente que haya gente que lo lea.

Es demasiado viejo. Algunos de sus escritos se remontan cinco mil años atrás. Es muy raro. El libro habla de inundaciones increíbles, incendios, terremotos, y personas con habilidades sobrenaturales. Es demasiado radical. La Biblia hace un llamado a una devoción imperecedera hacia un carpintero que se hacía llamar el Hijo de Dios. Según la lógica, este libro no debería sobrevivir. Es demasiado viejo, demasiado extraño, demasiado radical.


La Biblia ha sido prohibida, mofada, y ridiculizada. Los eruditos se han burlado de ella llamándola tonta. Los reyes la han clasificado como algo ilegal. Miles de veces se le ha cavado la tumba y dado inicio al canto fúnebre, pero de algún modo la Biblia jamás se queda en la tumba. No sólo ha sobrevivido; ha prosperado. Es el libro más popular en toda la historia. ¡Durante años ha sido el libro de mayor venta en el mundo! No hay forma de explicarlo. Lo cual quizás sea la única explicación.

¿La respuesta? La durabilidad de la Biblia no se encuentra en la tierra; se encuentra en el cielo. Para los millones de personas que han puesto a prueba sus declaraciones y han clamado sus promesas solo hay una respuesta: La Biblia es el libro de Dios y la voz de Dios. A medida que la lea, le sería sensato que considere dos preguntas. ¿Cuál es el propósito de la Biblia? y ¿Cómo estudio la Biblia? El tiempo que pase reflexionando sobre estos dos temas mejorará su estudio bíblico. ¿Cuál es el propósito de la Biblia? Deje que la Biblia misma conteste esa pregunta. Desde tu niñez conoces las Sagradas Escrituras, que pueden darte la sabiduría necesaria para la salvación mediante la fe en Cristo Jesús (2 Tim. 3:15 NVI).

¿El propósito de la Biblia? La salvación. La pasión más sublime de Dios es llevar a sus hijos a casa. Su libro, la Biblia, describe su plan de salvación. El propósito de la Biblia es proclamar el plan y la pasión de Dios para salvar a sus hijos. Esa es la razón por la cual este libro ha soportado el transcurso de los siglos. Se atreve a confrontar las preguntas más difíciles sobre la vida: ¿A dónde me voy después de morir? ¿Existe Dios? ¿Qué hago con mis temores? La Biblia ofrece respuestas a estas preguntas cruciales. Es el mapa del tesoro que nos lleva al tesoro supremo: la vida eterna. Pero, ¿cómo usamos la Biblia? Innumerables copias de las Escrituras descansan sin ser leídas en los estantes y las mesitas de noche simplemente porque la gente no sabe cómo leerla. ¿Qué podemos hacer para que la Biblia sea más real en nuestra vida? ¿Cómo podemos estudiarla? La respuesta más clara se encuentra en las palabras de Jesús. Él prometió: Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá (Mat. 7:7 NVI).

Pida. Busque. Llame. Es sencillo, ¿no es verdad? ¿Por qué no lo intenta? Si lo hace, verá por qué tiene en sus manos el libro más extraordinario de la historia. Ahora en la Versión Mundo Hispano (VMH) en el formato de una Biblia de Estudio.

La Biblia de Estudio Mundo Hispano viene en dos presentaciones: Tapa dura y Piel europea.

Más información y contacto acerca de la Biblia:
Dr. Jorge E. Díaz: jdiaz@editorialmh.org
Promoción/Publicidad: dfajardo@editorialmh.org
USA: 1-800-755-5958; navalos@editorialmh.org
Internacional: (915) 566-9656; aordoque@editorialmh.org
www.bibliadeestudiomundohispano.com

Fuente: Noti-Prensa.com

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..

Comentarios:

You must be logged in to post a comment Login