Argentina

Trinidad Vásquez, MANAGUA, Nicaragua, Abril 11, 2007

Pastores evangélicos de esta capital calificaron de impostor y farsante al puertorriqueño José Lusi de Jesús Miranda quien afirmó primero ser Jesucristo hombre y  después se autoproclama «anticristo».

El pastor Augusto Cesar Marenco, del Ministerio Apostólico Centro Cristiano, declaró que  Miranda es un charlatán y lo retó a que visite Nicaragua para sostener un debate teológico.

En tanto el pastor Ramón López consideró que no vale la pena comentar el triste pasado de Miranda que empezó sus fechoría desde niño, siendo joven se convirtió en drogadicto, y hoy gracias a la propaganda de los medios cuenta con una fortuna superior a los 20 millones de dólares. 

En Managua los seguidores de Miranda ya realizaron su primera marcha y para el martes 10 de abril anunciaron tatuarse con el número 666.

Miranda adquirió notoriedad en Centroamérica al prohibírsele  la entrada a Guatemala,  el Salvador  y Honduras por presiones de las iglesias Católica y Evangélicas. El mismo Miranda confiesa haber nacido en familia pobre y que a los 14 años se volvió adicto a las drogas.

Hoy, a los 60 años, tiene una fortuna superior a los 20 millones de dólares y el año pasado sus ganancias anuales fueron de un millón 400 mil dólares; el «anticristo» se da el lujo de lucir anillos de diamantes,  relojes de oro y contar con carros importados blindados. La tesorera de su Ministerio es su hija Joane.

Marenco considera que lo deben dejar entrar Nicaragua en junio próximo y descartó una supuesta alianza con la Iglesia Católica para enfrentarlo juntos. Afirma que prohibirle la entrada es violar la Constitución política.

El delegado en Managua del Ministerio Internacional Creciendo en Gracia, Saul Chávez, asegura que ya tienen personería jurídica y que pronto será el fin del sistema católico y protestante, cuando los escogidos sean alumbrados por el Anticristo.

Afirma que ellos están al día en el pago de sus impuestos y su predica se basa en el libro de Hebreos; «en este mundo no he visto a nadie que edifique sobre las catorce cartas de Pablo», comenta Chávez.

 El representante  de Miranda dice que en Nicaragua el Ministerio Creciendo en Gracia ha tenido buena acogida y el numero 666 que es relacionado comúnmente con una cifra diabólica para ellos es símbolo de prosperidad- «el Rey Salomón recibió en su tiempo 666 talentos de oro», subraya.

El obispo de Managua, Monseñor Leopoldo Brenes, exhortó a los cristianos a no oír al representante  de la  secta de Miranda, «hay muchos que se auto proclaman lideres para distraer un poco y resulta después que son resentidos contra la iglesia.»

Dijo que se consultará con la Conferencia Episcopal para dar una opinión oficial de la iglesia católica, pero adelantó que confía que el gobierno tome la mejor decisión sobre el caso.

El pastor menonita Jairo Arce comentó que debería ignorarse a Miranda por farsante y ex drogadicto sin ningún sustento teológico. «Lo que el desea es fama y  lo logró en Nicaragua al darle espacio los tres diarios nacionales», afirmó.

Suyen Chavez, vocera de la secta, dijo que no hay fecha exacta de la visita Miranda, pero lo esperan en mayo o junio de este año.

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..