Argentina

Washington, (EFE).- EE.UU. destacó hoy “importantes restricciones” a la libertad religiosa en Cuba y casos de “acoso” e “intimidación” en Venezuela, al tiempo que constató de nuevo que países como Irán, China y Birmana siguen sin respetar este derecho.

En su informe anual sobre la libertad religiosa en el mundo, el Departamento de Estado indicó que en Cuba también en 2009, el Gobierno de Raúl Castro impuso restricciones a la libertad religiosa y que, pese a que varios grupos religiosos informaron de avances, se siguen presentando “importantes” trabas al disfrute de esta garantía.

En cuanto a Venezuela, EE.UU. señaló que “generalmente respetó en la práctica la libertad religiosa”, pero que aquellos grupos que criticaron al Ejecutivo del presidente Hugo Chávez, al igual que otros que lo hicieron, “fueron objeto de acoso e intimidación”.

La Iglesia católica observó críticas por parte de los medios de comunicación patrocinados por el Gobierno, según Washington, que recordó, además, incidentes contra Israel y los judíos en ese país.

Pero la libertad religiosa está sobre todo bajo amenaza en regímenes autoritarios que abusan de sus propios ciudadanos, en países donde grupos extremistas violentos explotan e exacerban las tensiones sectarias y donde persisten la intolerancia y la desconfianza, señaló la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

Destacó, asimismo, que varios países europeos han impuesto “duras restricciones” a la expresión religiosa.

El informe hace referencia, por ejemplo, a la prohibición de construir minaretes en Suiza, y a la ley francesa contra el burka.

En cuanto a España, EE.UU. afirmó que el Gobierno generalmente respetó la libertad religiosa, aunque hubo algunos informes sobre abusos sociales o discriminación contra judíos y musulmanes basados en la afiliación religiosa, la creencia o su práctica en ese país.

También recordó nuevas ordenanzas que prohíben el velo integral (burka o niqab) en edificios públicos de varias ciudades, y casos “aislados” de políticas locales y regionales restrictivas.

El secretario de Estado adjunto para Democracia, Derechos Humanos y Trabajo, Michael Posner, dijo sobre la intolerancia religiosa que “hay una creciente sensibilidad y tensión en Europa, y urgimos de nuevo (…) a tomar cualquier medida para tratar de aliviarlas”.

Además de Cuba y Venezuela, EE.UU. incluye en su “lista negra” a países considerados violadores más severos de la libertad religiosa, como Birmania, China, Irán, Corea del Norte y Sudán, todos ellos tienen sanciones de Washington por no respetar este derecho.

En Birmania, la Junta Militar impuso restricciones a ciertas actividades religiosas, aunque en general permitió a los grupos registrados practicar su culto.

No respetó las provisiones que prohíben la discriminación basada en la religión, vigiló actividades de organizaciones religiosas y restringió “sistemáticamente” los esfuerzos de los monjes budistas para promover los derechos humanos y la libertad política.

En el caso de China, la Constitución protege las “actividades religiosas normales”, pero las autoridades tienen un amplio margen para decidir lo que es “normal”, según Estados Unidos.

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..

Comentarios:

You must be logged in to post a comment Login