Argentina

Las autoridades Colombianas dieron un plazo para aprobar el matrimonio y adopción para parejas Homosexuales a los poderes correspondientes, o de lo contrario, si no se llega a un acuerdo, las parejas podrían formalizar su unión ante un notario; desde luego la Iglesia se pronunció prudente respecto al tema.

La Corte Constitucional de Colombia tenía hasta ayer, martes, para pronunciarse sobre la aprobación de las uniones homosexuales propuesta desde el pasado Noviembre por parte de la Asociación Comobia Diversa y el Centro de Estudios de Derecho, Justicia Y Sociedad, aunque más bien decidieron determinar que los parlamentos eran los más competentes para tomar la decisión.

Fue el tribunal quien diera al Congreso el plazo de dos años para legislar sobre el tema, es decir para el 20 de Julio de 2013, o de lo contrario se definiría que las situaciones legales de las parejas homosexuales deberían solucionarse ante el poder ejecutivo.

Fue en estas instancias cuando la Iglesia se opuso a tal medida, pues afirmó que éstas decisiones deben estar en manos del poder legislativo.

“La corte Constitucional no puede legislar, le toca cuidar, ser el guardián de la ley”, expresó el Secretario General de la Conferencia Episcopal, Mons. Juan Vicente Córdoba, y continuó, “Que pasen eso al senado, al congreso. Y que ellos allá definan con el plebiscito, con el acto legislativo o con el referéndum”.

A su vez, la Directora Ejecutiva de Colombia Diversa, anunció que estas medidas desconocen una realidad evidente pues, “es el papel que ha jugado el congreso de la República en el desconocimiento de nuestros derechos”, “Remitir el tema al Congreso es desconocer que las mayorías no nos han protegido, y también es su deber comocorte de proteger las minorías, que es justamente uno de sus papeles”.

Supone también que para llegar a una igualdad plena ante la ley, es necesario garantizar la igualdad, y así llegar al reconocimiento del derecho al matrimonio civil.

“Tenemos que tener claro es que el derecho al matrimonio es un mínimo, es un mínimo de los minímos, porque relamente estamos hablando de igualdad ante la ley. Ni siquiera estamos hablando de igualdad en lo social que es donde están los principales retos”, “Violencia, los homicidios basados en prejuicios, todavía el abuso policial, todavía el maltrato en la familia… los desafíos son enormes”.

La directora de Colombia Diversa también reconoció los avances que se han dado desde el 2007 cuando Colombia se convirtiera en el primer país Latinoamericano en reconocer legalmente los derechos Homosexuales, un año después la corte extendió los beneficios del grupo al tema de pensiones y beneficios de seguridad Social.

Más tarde en 2009 el tribunal publicó que las parejas del mismo sexo deberían ser reconocidas como uniones de facto, o sea que gozarían de los mismos derechos que las parejas casadas, por lo que odenó la reforma de 42 disposiciones legales para garantizar la igualdad en materia de derechos civiles, políticos, económicos y sociales.

El panorama en las calles Colombianas es distinto, pues las calles algunas permiten ver la “igualdad” entre estas parejas, pues las parejas ya no se esconden para mostrar su preferencia sexual, aunque bien algunas veces la violencia se muestra.

En estos casos de violencia, la Organización de la Colombiana argumenta haber documentado casos donde algunos funcionarios se rehúsan a reconocer los derechos de la comunidad homosexual, “ponen un montón de trabas aunque existen los derechos”.

En las opiniones de la Iglesia resaltan, “No nos oponemos a que ellos se unan, Si quieren ivir juntos, si quieren heredar sus pensiones, sus cosas, sus dineros, sus haberes… Y que vivan juntos, nosotros no entramos a irrespetar a nadie en su fuero interno”, “El problema de la ley es que se vuelve paradigma, ejemplar para jóvenes y niños. Una ley quiere decir que un país adopta algo como ideal”.

Fuentes: Christian Post

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..

Comentarios:

You must be logged in to post a comment Login