Argentina

Alemania. (Cristianos.com) Unos 150 representantes de la Iglesia de los países europeos, de Brasil y de la India han sido invitados al congreso de Freising, Alemania. Una Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes que organiza el VI Congreso Mundial de Pastoral de los Gitanos, en colaboración con la Conferencia Episcopal Alemana, sobre el tema “Los jóvenes gitanos, su lugar en la Iglesia y en el mundo”.

El evento se estará celebrando del 1 al 4 de septiembre, y por primera vez estarán presentes delegaciones de Chile, Filipinas e Indonesia. Veinticinco de estos países han creado una oficina especial de pastoral de los gitanos.

Los participantes se proponen analizar “las necesidades espirituales y materiales de los jóvenes gitanos, para denunciar situaciones de desventaja que pesan objetivamente sobre ellos y remediarlas, y poder a continuación encontrar los medios más adecuados para apoyar su promoción humana y religiosa, y finalmente favorecer una mayor participación en los proyectos, decisiones y actividades que les conciernen”.

Nicolae Gheorghe, antiguo consultor de la OSCE-ODIHR sobre cuestiones relativas a los Rom y Sinti, así como María Belén Carrera Maya, misionera española, presentarán las posibilidades educativas, profesionales, políticas y de colaboración con las instituciones eclesiales y civiles.

Se calcula que hay un total de 36 millones de gitanos en Europa, en América y en algunos países de Asia. Se estima que 18 millones de ellos viven en India, que sería su tierra de origen. Y según el Consejo de Europa, su presencia –sobre todo en el Este del continente- se calcula entre 9 a 12 millones de gitanos. Serían un millón en Estados Unidos. Son descendientes de diferentes etnias como los Rom, los Sinti, los Manousche, los Kalé, los Yéniches y los Xoraxané.

Gitanos exterminados en Alemania
El pueblo judío no fue la única raza víctima de la masacre que Hitler. Los nazis calificaron a los gitanos como una raza foránea que atentaba contra la pureza racial germánica. En 1937, comenzaron a analizar a los gitanos, tratando de establecer una relación entre la su genética y criminalidad.

Los investigadores recomendaron que debían ser llevados a los campos de concentración para hacerlos trabajar en fábricas de ladrillos, aserraderos, cavando canales de irrigación para impedir que se reproduciesen. Estas medidas estaban destinadas especialmente para los “mestizos” gitanos que según los estudios de los alemanes era los peores criminales y los más ociosos. El instituto aseguraba que solo un 10 por ciento de los gitanos que poplaban Alemania eran “puros” justificando así la persecución del 90 por ciento restante.

Se estima que, entre 1937 y 1944, se mataron entre medio millón y millón y medio de gitanos. Solo en Auschwitz-Birk murieron mas de veinte mil gitanos. Y en un solo día, el 3 de agosto de 1944, los últimos 2.897 habitantes de las barracas gitanas de Auschwitz, incluyendo mujeres y niños, dejaron para siempre de cantar y darse entusiasmo. De los ocho mil gitanos de Bohemia y Moravia, solo 600 sobrevivieron.

La Biblia y los gitanos
El Nuevo Testamento ha sido traducido en romané, un idioma que hablan miles de miembros de esta etnia en el mundo, por la Sociedad Bíblica Chilena, la Sociedad Bíblica de Brasil y el departamento de Traducciones de las Sociedades Bíblicas Unidas.

La traducción fue presentada públicamente el pasado 19 de junio luego de un extenso trabajo realizado durante más de cinco años por traductores de las Sociedades Bíblicas Unidas el pastor gitano Juan Nicolich, su hermano Jorge Nicolich y Carlos Hernández, chileno muy vinculado a esta etnia.

Para Robert, un pastor de una iglesia de gitanos ubicada en España, «La Biblia ha aportado mucho a familias sin estructura, nos ha educado y nos ha dado valores éticos y morales, y también sociales. Mucha gente ha aprendido a leer con la Biblia, y hemos enseñado a leer y escribir a muchas personas que no sabían. El 80% de la población gitana es analfabeta. Mi propia formación se la debo en principio al Evangelio. Los evangelistas hemos aprendido a respetar a la gente y a ser respetados. Después de 600 años todavía nos sentimos perseguidos, somos todavía los gitanos en sentido peyorativo y se destaca esta condición en cualquier noticia negativa.

Redacción:

Aradí Vega-Rivera

directora & editora en jefe

Cristianos.com

Fuente: Zenit/Diario de noticias/Sociedades Bíblicas Unidas/Cuarto Mundo

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..