Argentina

55265_N_20-11-12-15-12-46

En este día se rememora la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño, una declaración que sirve de base para la actuación de diversas organizaciones en su labor de ayuda a la infancia.

 El 20 de noviembre de 1989 se aprobó la Convención de los Derechos del Niño, una declaración que fijó criterios comunes en torno al trato, cuidado, protección y desarrollo de la infancia, y que ha sido aceptada en la mayoría de los países.

Sin embargo, muchas de estas declaraciones se han quedado en sólo buenas intenciones.  La población infantil sigue siendo quien más sufre  ante hambrunas, catástrofes naturales o guerras; a pesar del trabajo de diversos agentes internacionales gubernamentales y ONG, sufren las consecuencias de las guerras y es un colectivo desprotegido en muchos lugares ante la esclavitud.


 TRABAJO INTEGRAL A FAVOR DE LOS NIÑOS
La  Alianza Solidaria , brazo social de la Alianza Evangélica, lleva adelante varios programas en favor de los niños. En un comunicado emitido hoy recuerdan que “los Derechos del Niño” han sido importantes “para fijar criterios comunes que definan las responsabilidades que los Estados, familias y sociedad en general debemos tener” hacia los niños.  “La Convención de los Derechos del Niño es un referente para todos a la hora de trabajar con la infancia”, explica su directora, Francisca Capa.

“En Alianza Solidaria no olvidamos que Jesús fue también un niño y que Lucas, único evangelista que nos comenta su infancia, lo hace con una sola frase en la que nos resume los cuatro componentes que son necesarios para el desarrollo de una infancia saludable: “Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y con los hombres”. (Lucas 2: 52)”. Según Capa,  el trabajo infantil debe atender al crecimiento en “conocimiento – la faceta intelectual, desarrollo físico … Muchos hubieran parado aquí, y de hecho, paran aquí, pero Lucas introduce  dos componentes más que son esenciales para el desarrollo íntegro y completo de una persona: Jesús crecía en gracia para con Dios y con los hombres, es decir, tuvo un adecuado desarrollo espiritual, se cuidó su relación con Dios, y emocional, desarrolló relaciones saludables  con las personas de su entorno”.

 ESTRENAN NUEVA WEB
 En Alianza Solidaria “centramos nuestro trabajo en la infancia en situación de riesgo y exclusión en cualquiera de los tres programas que tenemos en marcha: Moisés, Turmanyé y Esperanza para Haití”.

La idea es contribuir al desarrollo de los derechos universales del niño, para que no se queden sólo en buenas palabras, sino que tengan un efecto real en la vida de los niños y por extensión en las comunidades en las que esta organización trabaja.

Las principales líneas de trabajo son: la protección de los niños sin familia y contra los malos tratos, el acceso a la educación, la protección del colectivo ante cualquier trabajo nocivo para su salud o desarrollo, a la promoción de material que les ayude en su desarrollo personal en diversas facetas, la atención primaria de salud, la no discriminación de minorías indígenas, y la promoción del esparcimiento, juego y participación en actividades culturales.

Es en esta fecha señalada en la que   Alianza Solidaria lanza su nueva página web ,  con perfiles en las redes sociales  Facebook  y  Twitter , y en la que se ofrece amplia información de todos sus programas y otros recursos.

Fuentes: Alianza Solidaria

Editado por: Protestante Digital

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..

Comentarios:

You must be logged in to post a comment Login