Argentina

45980_N_26-09-11-2-26-41

(NoticiasCristianas.org)

Practicar ejercicio a diario de forma moderada o intensa puede ser un remedio eficaz contra la depresión para casi la mitad de los pacientes que no consiguen remitir la enfermedad con un solo fármaco , según un estudio del Centro Médico Suroeste de la Universidad de Texas.

Los resultados de la investigación, en la que también ha participado el Instituto Cooper de Dallas, revelan que el deporte actúa en el organismo de la persona deprimida como si de un segundo medicamento se tratara. El tipo de ejercicio necesario para conseguir estos buenos resultados depende de las características de cada paciente, incluido su sexo.

“Mucha gente que empieza a tomar antidepresivos se siente mejor, pero no tan bien como antes de caer en la enfermedad. Este estudio muestra que el ejercicio puede ser tan efectivo como otro medicamento”, explica el doctor Madhukar Trivedi, profesor de psiquiatría y director del estudio.

El estudio, financiado por el Instituto Nacional de Salud Mental, comenzó en 2003 y es uno de los primeros en EE.UU. que sugieren que añadir ejercicio al tratamiento con fármacos puede aliviar completamente los síntomas del mayor trastorno depresivo.

 RESULTADOS
Los participantes en el estudio, que presentaban de media una depresión de siete años y una edad comprendida entre 18 y 70 años, no mejoraban tomando un fármacos antidepresivo.

Fueron divididos en dos grupos a los que se les aplicó niveles distintos de intensidad del ejercicio durante 12 semanas. Utilizaron la cinta de correr, el cicloergómetro o ambas cosas, y se reunieron con un psiquiatra el tiempo que duró la investigación.

Al final de la investigación, publicada en Journal of Clinical Psychiatry, casi el 30 por ciento de los pacientes en ambos grupos consiguió una remisión total de su depresión, y otro 20 por ciento mejoró significativamente, según la base de mediciones psiquiátricas estandarizadas.

Cuanto más intenso sea el ejercicio, mejores resultados, con independencia de otras características. Sin embargo, se comprobó que el ejercicio moderado es más eficaz para las mujeres con antecedentes familiares de enfermedad mental, mientras que el ejercicio intenso funciona mejor en las mujeres cuyas familias no tienen un historial de esa enfermedad.

Fuentes: 20M, Protestante Digital

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..

Comentarios:

You must be logged in to post a comment Login