Argentina

51439_N_23-05-12-22-16-27

(NoticiasCristianas.org)

Arqueólogos israelíes han hallado en Jerusalén un sello de arcilla con la inscripción «Bat Lejem» (Belén  en la antigua escritura hebrea), que supone la primera evidencia arqueológica de la existencia de Belén durante el periodo en que aparece enunciada por primera vez en la Biblia,  informó este 23 de mayo la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Se trata de una especie de esfera de arcilla, de 1,5 centímetros de diámetro, que se usaba para sellar documentos u objetos.

Ha sido desenterrada en las excavaciones del «Proyecto Ciudad de David», polémicas por encontrarse en el poblado palestino de Silwán, en el territorio ocupado de Jerusalén Este.

La pieza es un sello administrativo que se usaba para sellar cargamentos de impuestos que se enviaban al sistema fiscal del reino de Judea a finales de los siglos VII u VIII antes de Cristo.

A tenor de la inscripción, señaló el responsable de las excavaciones, Eli Shukron, se estima que «se envió un cargamento desde Belén al rey de Jerusalén en el séptimo año del reinado» de un monarca que no se especifica, pero que podría ser Ezequías, Manasés o Josías.

 BELÉN DURANTE EL PRIMER TEMPLO
 La importancia de esta pieza es que al estar en principio datada entre los siglos VII u VIII antes de Cristo, supone que es 500 años anterior a la primera mención que hasta ahora se conocía de Belén, cuando ya no existía el reino de Judá.

Esa primera mención estaba en las Cartas de Amarna, una correspondencia, sobre todo diplomática, inscrita en lengua acadia sobre tablillas de arcilla entre la Administración del Egipto faraónico y los grandes reinos de la época o sus vasallos en la zona.

Allí aparecía mencionada por primera vez (hasta ahora) la ciudad de «Bit-Lahmi (Belén)», en una misiva en la que el rey de Jerusalén pide ayuda al egipcio para reconquistarla.

Pero el reciente descubrimiento anunciado remite a una época posterior, la del Primer Templo judío (1006-586 a. C.), en la que aparece citada en el Antiguo Testamento como parte del reino de Judá.

 «Es la primera vez que el nombre de Belén aparece fuera de la Biblia en una inscripción del período del Primer Templo, lo que prueba que Belén era una ciudad en el reino de Judá y posiblemente también en periodos anteriores» , señaló Eli Shukron en su comunicado.

Además, como la zona donde se encuentra Belén no se ha podido excavar arqueológicamente, este pedazo de arcilla es la primera y única prueba arqueológica de la existencia de la ciudad.

“Con todas las historias sobre Belén que aparecen en la Biblia, ahora hay una prueba de que esa ciudad existió tal y como se relata. No se trata de una leyenda”, declaró a DPA Shukron.

Fuentes: Efe, Protestante Digital

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..

Comentarios:

You must be logged in to post a comment Login