Argentina

51093_N_07-05-12-22-00-29
(NoticiasCristianas.org)
Ya lo dijo hace varios miles de años el sabio rey Salomón: “Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle…”.

Pero la idea se puede aplicar más allá de la ayuda física. Ahora investigadores británicos y estadounidenses decidieron realizar un curioso experimento para medir el valor de la amistad y la conclusión a la que llegaron fue que “las pendientes en el camino parecen menos empinadas al lado de un amigo”.

El estudio en cuestión, publicado en la revista  Journal of Experimental Social Psychology , fue realizado con sujetos a los que se invitó a subir una colina solos o acompañados.

 Lo llamativo es que cuanto más duradera era la amistad, los sujetos percibían como menor la pendiente al final del trayecto. “Hasta la percepción visual del mundo físico cambia cuando hay un amigo cerca”,  comentan los autores.

También está comprobado que es mejor ponerse una inyección o curarse una herida en presencia de un amigo u otro ser querido.

Según un estudio publicado hace algunos años en la revista  Psychosomatic Medicine ,  la percepción del dolor se reduce cuando una persona a la que consideramos cercana está físicamente presente.

Fuentes: Muy interesante, Protestante Digital

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..

Comentarios:

You must be logged in to post a comment Login