Argentina

Bogotá, Colombia. Tal como se había anunciado hace varios días, el concierto gratuito realizado en la Iglesia Manantial de Vida Eterna al occidente de la Capital colombiana, con motivo del lanzamiento de su importante consorcio de comunicaciones, fue un evento sin precedentes en la historia de los medios cristianos de comunicación del país cafetero.

Todo comenzó con la participación de Jez, quien apoyado por los profesores del Instituto CanZion, lanzó sus líricas bohemias y melancólicas, matizadas por un Rock algo denso que poco a poco metió a los asistentes en un ambiente especial con una forma de exaltación algo diferente, pero ante todo alegre y especial.

Posteriormente, hizo su ingreso al escenario el mítico Alejandro Alonso, presentado como uno de los pioneros de la música contemporánea cristiana y quien, con su guitarra y unas sencillas secuencias, recordó algunos temas de su amplio repertorio que evocó los primeros años en los caminos del Evangelio de una buena parte de los asistentes. El veterano precursor del sonido moderno en la música cristiana en español, impactó además, a muchos que a duras penas, habían escuchado hablar de él.

Las pausadas notas de estos dos carismáticos músicos, fueron la puerta para dar paso al cantautor venezolano Daniel Calveti, quien con su imagen bastante juvenil, de cabellos electrizados, tenis de colores vivos y una chaqueta de diseño exclusivo a la altura de los más importantes artistas del momento, cantó los éxitos que le han dado a conocer al interior de las iglesias más importantes de habla hispana.

Sin embargo, cuando todo parecía terminar, el adorador presentó a un amigo entrañable que reside en la capital colombiana; se trataba de Alex Campos quien no estaba en los planes de nadie y quien además celebraba en esa noche su cumpleaños número 31. En un impactante dueto, llevaron a cabo la interpretación de Un Dia Mas con un ingrediente adicional de ministración y cántico nuevo.

La euforia no llegaba a su fin, cuando los acordes del “Cumpleaños Feliz” invadieron el recinto y con una pequeña torta se felicitó “de sorpresa” al versátil cantante colombiano. Finalmente una sencilla oración de agradecimiento al Creador, cerró uno de los momentos más emocionantes de la noche.

Una corta participación del Ps. Eduardo Cañas Estrada y minutos después llegó Pescao Vivo, que a pesar de lo controversial que puedan ser sus apariciones en la escena secular, ministraron, impactaron y demostraron su excelente calidad humana y espiritual de sus integrantes, demostrando el buen momento que cruza esta representativa banda bogotana.

Finalmente, llegó el impresionante cierre con el reggaetonero boricua Dr. P, acompañado de DJ Matrix, quien aprovechando el éxito de su canción La Luz, de la producción A Fuego Con La Palabra, dejó una impactante huella en el corazón del público asistente al nuevo auditorio de la Iglesia Manantial de Vida Eterna.

En resumen un exitoso compilado de música para todos los gustos y para todas las edades en un evento gratuito que convocó miles de personas e impacto en gran manera muchas vidas. Un acontecimiento que desde ya abrió la puerta para otras invitaciones similares para artistas internacionales, al alcance de todo tipo de creyentes.

Por: Germán “Chote” Garavito / Conexión Vital Comunicaciones

Creative Commons License
Este articulo esta bajo unalicencia de Creative Commons..

Comentarios:

You must be logged in to post a comment Login